23 noviembre 2018

¿DESAYUNAMOS JUNTOS? #VOLVER ¿o NO?

¡Buenos días! Hoy, como todos los viernes, os invito a desayunar en mi casa, ¿os animáis a coger vuestro café y tomároslo conmigo?


Mi granola Favorita  

Si estuviésemos desayunando juntos, os contaría que hace meses que no me paso por aquí, ni a saludar siquiera y el otro día, ordenando props que utilizo para mis fotos, me di cuenta de lo que echaba esto de menos, pero me está costando volver. Hay cambios que cuestan, y a mí, esta mudanza, se me está haciendo cuesta arriba, sigo con cajas, con cosas para las que no tengo sitio y con lío, pero no os preocupéis, no lo digo en plan queja, sino todo lo contrario. Me pasan dos cosas, estoy organizando mi vida despacio, he hecho unas cuantas mudanzas de vaciar y colocar sin pensar y arrastro muchas cosas de las que quiero deshacerme, que me pesan, mucho trasto para tirar, muchos papeles que no sirven y muchas cosas para regalar. Ya se, me vais a decir que lo tenía que haber hecho antes, pues si, pero un problemilla de salud hizo que lo tuviese que dejar para después. Eso en mi vida real, en mi vida 2.0, desde que hice el curso de Instagram de Xanelachic, ya no me agobio sino publico, es más, casi me he pasado de relajada, ya no tengo la presión de publicar al tuntún,  todos los viernes, sino de publicar bien, de enseñaros cosas que me interesan y que creo que vale la pena compartir.

Si estuviésemos desayunando juntos, me regañaríais, porque os prometí hablaros sobre él y no lo hice. Isabel es la pera, sabe muchísimo sobre Instagram, pero sobre todo, sabe explicártelo muy bien, es muuy cercana, es como si invitases a una amiga a tomarte un café y te fuese guiando, mira dale aquí, ahora descárgate esta aplicación, ahora haz asa, ..... de manera que aprendes poco a poco sin darte cuenta. Te enseña todos los trucos para tener una galería coherente, de esas que gusta mirar, para mejorar tus fotos y como dice ella misma, volver a enamorarte de esta red. 

Si estuviésemos desayunando juntos, os contaría, que no me gusta nada quejarme, los que me conocéis bien lo sabéis, así que no me oiréis que estoy cansada de las redes sociales, de la impostura, de los "hate watch", porque he decidido quedarme con lo bueno de las redes y no darle más vueltas y os voy a explicar cómo y por qué. 

Si estuviésemos desayunando juntos, os contaría que una de las nuevas maneras de comunicar a la que me he enganchado es a los podcast, me parece un flipe que personas muy top en lo suyo compartan sus pensamientos, sus conocimientos y su sabiduría gratis, además es un formato ideal, porque no sólo puedes escucharlos tranquilamente mientras haces otras cosas, sino además desde cualquier sitio. Empecé  escuchando los de Cristina Mitre de belleza, de salud y de mil cosas más, y me enganché al formato, me he hecho súper fan es de las hermanas Zubi y de su filosofía de marca. Pero no son las únicas, hay muchísimos otros interesantísimos, como los de Charuca,  deseando estoy que Baballa nos haga un resumen de sus averiguaciones.

Si estuviésemos desayunando juntos, os contaría, que me he enganchado a las personas que comparten, a los perfiles que hacen comunidad y que cuidan a sus seguidores, a las personas generosas y a las cuentas que me aportan. Antes seguía muchísimas cuentas, pero ya hace un tiempo hice una gran criba. Cuando veo que alguna ya no me aporta, la dejo de seguir, sin rencor, sin pena, ¿por qué? porque no estoy para perder el tiempo siguiendo a gente que no aporta, que se pasa todo el día quejándose o que no es auténtica, así de simple. Es imposible interactuar con todas, estar al tanto de todo lo que pasa y si no interactúas, Instagram no te muestra lo que te interesa realmente. Como hablaba esta semana con Isabel, puedo "perder el tiempo" buscando a las cuentas que aportan, a las que me dan energía, a las que me flipan con sus fotos o espolean mi creatividad, pero no puedo interactuar con todas. Ya hace tiempo que me he dado cuenta de que mi tiempo es finito, y no quiero perder el norte, no quiero perder en ningún momento de vista, que la vida está fuera y no en lo que nos muestra el móvil,  no me hace falta que los señores de Rúavieja me lo recuerden, la vida real está fuera y a hay que vivirla a tope y de Instagram, aprovechar lo bueno que tiene, que tiene mucho, pero sin obsesiones y sin presión. 

¡Buen fin de semana!

PD: La receta de mi mejor granola la tenéis aquí.

Image and video hosting by TinyPic

1 comentario

I Love Bugs © - DISEÑADO POR HERPARK