11 junio 2019

DUTCH BABY PANCAKE de ARÁNDANDOS

Hace mil años que quería hacer esta receta, es de esas que te vas guardando en la carpeta de pendientes y para las que nunca encuentras el momento, hasta hoy. 

Los que me seguís por Instagram sabéis que he empezado una colaboración con la marca Tefal, así que en cuanto me llegaron estas sartenes de la gama Aroma de aluminio fundido, ya supe que era lo primero que iba a preparar. 



Blueberry Dutch baby pancake


Un dutch baby pancake es básicamente una tortita gigante, que se hace en el horno en lugar de al fuego, de manera que crece mucho por los bordes (parecido a un suflé), pero en cuanto lo sacamos se desinfla y queda muy blandita y jugosa. Yo la he aderezado con arándanos, almendras fileteadas y kefir, pero cada uno puede ponerle lo que más le guste, porque tiene un sabor muy neutro, que va bien con muchas combinaciones. 


DSC03748

INGREDIENTES:

  • 90 gr de harina (yo he utilizado integral)
  • 3 huevos
  • 165 ml de leche
  • 65 gr de azúcar
  • una pizca de sal
  • media cucharadita de nuez moscada
  • media cucharadita de canela 
  • un poquito de jengibre 
  • media cucharadita de esencia de vainilla
  • un puñado de almendras fileteadas tostadas
  • 100 gr de arándanos
  • kefir al gusto
  • 40 gr de mantequilla a temperatura ambiente

ELABORACIÓN:

Lo primero que hacemos es precalentar el horno a 220 c, en cuanto esté caliente introducimos nuestra sartén, y la dejamos unos 15 minutos para que en el momento de utilizarla esté bien caliente.

Mientras vamos preparando la masa, en un bol mezclamos los ingredientes secos: la harina, la sal, la canela, la nuez moscada y el jengibre, reservamos.

En otro bol, con la ayuda de unas varillas batimos los huevos a velocidad media durante dos minutos, añadimos el azúcar y la vainilla y batimos un poco más. Añadimos la mezcla de la harina, lo justo para integrarlos.

Con mucho cuidado de no quemarnos sacamos la sartén del horno, ponemos la mantequilla y le vamos dando vueltas para que se impregne lo más uniforme posible todo el fondo y los laterales de la sartén, tened mucho cuidado porque la mantequilla puede chisporrotear y saltar al calentarse. 

Añadimos la mezcla que habíamos reservado y volvemos a meter al horno durante unos 18 minutos, hasta que la masa se hinche y adquiera un tono dorado.

Sacamos del horno y añadimos los arándanos, las almendras y el kefir, servir inmediatamente.


DSC03743


NOTAS:

Lo fundamental  de esta receta es utilizar una sartén tipo skillet, es decir de un material forjado que no tenga partes de plástico para que se pueda introducir al horno sin problemas. 

Además hay dos características que me ha gustado mucho de esta gama de sartenes de Tefal, primero al ser de aluminio fundido con acabado de titanio, no necesitan pasar por el proceso de curado, se pueden utilizar directamente, lo que a mí me parece genial. Segundo, su forma, con el asa corta, y con el pico para poder volcar el contenido, hace que sean mucho más fáciles de manipular.

Como os he dicho antes, yo utilicé arándanos, kefir y almendras porque me parece una combinación muy sabrosa y muy fresca, pero al ser una masa de sabor muy neutro las combinaciones son enormes. 

Podéis sustituir una cucharada de harina por otra de cacao puro y tendréis un intenso sabor a chocolate,  utilizar otras frutas rojas como fresas o frambuesas, ponerle un chorlito de limón o darle un toque salado con un poco de bacon y queso rallado.

A mí me parece un super desayuno, que se hace en un santiamén ,mientras preparamos un buen café y ponemos bonita la mesa para el desayuno, casi está listo. 


DSC03730


Y vosotros ¿ Conocíais esta receta? ¿Os animáis a prepararla?

Post realizado en colaboración con Tefal.
Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios

Publicar un comentario

I Love Bugs © - DISEÑADO POR HERPARK