03 abril 2018

Una ESCAPADITA a OPORTO

Los que me seguís habitualmente sabéis que nos gusta aprovechar el tiempo de las vacaciones a tope, así que como este año el tiempo no nos acompañaba en nuestras vacaciones gallegas, decidimos volver pasando por Oporto.
Oporto


Lo primero fue buscar un alojamiento cómodo, creo que el quid para acertar, es conocer bien tus necesidades. Evidentemente no necesita lo mismo una pareja que viaja sola, un grupo, o una familia con niños. En nuestro caso, cuando viajamos con los niños, nos parece importante tener alguna estancia para que puedan descansar cómodos y acceso a la cocina, por si necesitamos preparar algo de merienda o algo caliente antes de dormir. Igualmente hay momentos en los que es ideal estar en el cogollo, y otros como esta vez, en los que estar un poco apartados del centro es un plus. 

Oporto
oporto
oporto
Oporto
Oporto
Oporto

Para nosotros la Casa das Laranjas fue un acierto total, es una casa antigua restaurada con muchísimo gusto, ubicada a la entrada de la ría en la zona residencial de Foz do Douro, con lo que si te cansas de las aglomeraciones y las colas del centro, puedes conocer otro Oporto más tranquilo, pasear por la playa y disfrutando de los preciosos parques, una buena opción para ir con niños. La propietaria Rosario, es encantadora, pendiente en todo momento de sus huéspedes, cuida que cada detalle de la estancia sea agradable y eso se nota.

opoportooportooportooporto
oporto
Como no íbamos a estar mucho tiempo, decidimos aparcar el coche y coger el tranvía para aprovechar e ir viendo el paisaje de la cuidad, el río, los puentes, los barcos, la gente, las casas..... ese estilo decadente portugués que me encanta.


Oporto
OportoOportoOportoOporto


Cuando llegamos al centro, lo único que hicimos fue pasear y disfrutar, a ritmo infantil. Hay mucho que ver sin moverse del centro, la vista desde la torre de los clérigos, el palacio de la bolsa, la estación de san Bento o el mercado do Bolhao, pero esta vez sólo paseamos y disfrutamos del ambiente de la ciudad, aunque les dimos un buen tute andando a los bichos, también hubo tiempo para jugar y descansar.

Oporto
OportoOportoOporto


De gastronomía que deciros, a mi me encanta todo, hay mil sitios, mil terrazas, con todo tipo de precios, sólo recomendaros que aunque suene a típico total, no podéis dejar de probar la croqueta de bacalao y queso de A Casa Portuguesa do Pastel de Bacalhau, un manjar, el bacalao en su punto y el queso delicioso, se funde en su interior al freírlo haciendo un bocado espectacular. De hecho fue de lo poco turístico que hicimos por que las colas para entrar en el  Magestic Café  o en la librería Lello no eran de este mundo.
Opo
Si quieres hacer un tour más amplio yo te recomiendo o que cojas un tuctuc, para ir con niños es una opción muy divertida, ves la cuidad de otra forma a tu ritmo y con guía, o el tour por el Duero en barco, con parada en alguna bodega. 

Nosotros después de patear todo el día, decidimos cenar en Foz, cerca del hotel, en el restaurante Fuga, no tengo fotos para enseñaros, pero os lo recomiendo totalmente. Una vista impresionante, ideal para ver la puesta de sol, un interior muy cuidado y el servicio súper amable. La comida buenísima, cocina portuguesa revisada con un toque moderno, tiene opciones para niños, lo cual es muy de agradecer para padres con hijos mal comedores, postres muy ricos y una más que aceptable carta de vinos y licores.   

Oporto
Por último una recomendación para los que vivan en el sur, nosotros volvimos por carreteras secundarias disfrutando del paisaje del Alentejo, y cruzamos la frontera a la altura de Badajoz, si te gusta Extremadura te va a chiflar, pastos, encinas, vides, olivos, vacas, un disfrute para la vista. 

Una ciudad que nos ha robado el corazón y a la que sin duda volveremos con más tiempo. y vosotros, ¿conocéis Oporto, cómo os organizáis cuando viajáis con los niños?



  Image and video hosting by TinyPic

1 comentario

I Love Bugs © - DISEÑADO POR HERPARK