04 mayo 2018

DESAYUNAMOS JUNTOS #Be NICE

¡Buenos días! Hoy, como todos los viernes, os invito a desayunar en mi casa, ¿os animáis a coger vuestro café y tomároslo conmigo?

  cafe

Si estuviésemos desayunando juntos, os contaría que hace un par de semanas cumplimos 11 años como padres, va a sonar a tópico, pero ha sido una de las decisiones que más me ha cambiado la vida, y aunque la tomé muy consciente de lo que hacía, creo que nunca somos del todo conscientes de todos los cambios que nos va a suponer la paternidad. 

Si estuviésemos desayunando juntos, os contaría que estoy disfrutando enormemente del nuevo libro de Andrea Amoretti, lo estoy leyendo despacio, saboreándolo. Pensaréis, qué tiene que ver un libro de estilo con la maternidad, pues precisamente lo que me está encantando es que enlaza el estilo con muchas otras cosas, con cómo somos como personas, como madres, como mujeres, y todo lo que puedes expresar a través de tu estilo y de lo que llevas puesto. 

Si estuviésemos desayunando juntos, os contaría que una vez pasada esa etapa de vorágine y niños pequeños, de noches sin dormir, de cansancio extremo, de ir por la vida como pollo sin cabeza, llega el momento en el que empiezas a vislumbrar lo que realmente supone ser padre, de la huella que vas a dejar en tus hijos y en su poder para hacerte a ti mejor persona.

Si estuviésemos desayunando juntos, os diría que yo me he vuelto muchísimo menos egoísta, que he dejado a un lado mi ego para ver la vida de otra manera más empática, más relajada. Pero también he retomado una preocupación que cada vez me condiciona más, qué planeta les vamos a dejar a nuestros hijos y a nuestros nietos, dónde van a vivir, ¿entre montañas de plástico y basura?. Por eso me he vuelto más consciente de que el estilo también es una elección de qué marcas compras, de los compromisos de cada marca con el medio ambiente. 

Si estuviésemos desayunando juntos, os diría que cada elección que hacemos tiene una consecuencia, y creo que como padres es nuestro deber, enseñar a nuestros hijos desde bien pequeños las consecuencias de sus actos, no sólo en su relación con los demás, sino en su vida como consumidores. Ahora mismo, en esta sociedad de usar y tirar, tenemos el poder en nuestra tarjeta de crédito. Leer cosas como estas me ponen los pelos de punta, ahora mismo no comprar es ser un outsider. Creo que no sólo debemos de procurar que sean buenas personas con los demás, sino que lo sean con el planeta, que tengan pensamiento crítico y que sean capaces de no dejarse llevar por la corriente es mi principal preocupación. 


Si estuviésemos desayunando juntos, para terminar, os pediría que este año, cuando vayáis a compraros las cremas solares, preocuparos un poquito de que sean biodegradables. En la vida me había planteado que cuando nos bañamos en al agua del mar contaminamos, hasta que lo leí en un blog americano. Empecé a indagar un poco y he encontrado dos marcas de protectores solares que me gustan por la filosofía de sus productos, los laboratorios Isdin y Biotherm. En ambos son conscientes del impacto que generan sus productos en el medio ambiente y se involucran activamente en el cuidado del planeta. Así que cuando vayas a reponer tu protector solar, piensa también en las consecuencias, al final nada es banal, cada gesto es importante. 

Buen fin de semana.



Image and video hosting by TinyPic





No hay comentarios

Publicar un comentario

I Love Bugs © - DISEÑADO POR HERPARK