11 agosto 2016

PEMENTIÑOS DE O COUTO, unos PICAN estos NO

Otro de los productos más típicos y consumidos durante el verano en Galicia son los pementiños o pimientos tipo Padrón. Dentro de esta denominación hay una variedad que no pica, los pimientos de O Couto. Esta variedad se cultiva en la comarca de Ferrolterra y la comercializa la Cooperativa do Val, es una variedad muy apreciada por su dulzor, su extraordinaria calidad y sobre todo porque no pican. A mí no me molesta que piquen un poco, pero cuando pican demasiado pueden arruinarte el resto de la comida, por lo que esta variedad es una apuesta segura para apreciar todo su sabor y textura sin llevarte sustos desagradables.

Pementiños
 
Cuenta la leyenda que el padre Sarmiento en una visita al Monasterio de O Couto fue agasajado con un guiso de pimientos teniendo la fatal fortuna de comer uno de picor infernal, por lo que el prior del monasterio le encargo al propio San Martiño que los pimientos no volviesen a picar. Este le dijo que tuviese fe que no volverían a picar, entre la fe y la genética consiguió este milago. 

Pementiños

La realidad es que es una variedad de pimiento que por su escasa producción, no se cultiva fuera de esta zona, y gracias a la selección practicada por los agricultores locales, ha conseguido mantenerse a salvo de las hibridaciones indeseadas y de la capsicina, sustancia culpable del picor. Además las suaves temperaturas sin grandes alteraciones térmicas durante todo el año, inciden en su escaso espesor y la textura de su pared.

Estos pimientos han conseguido la Indicación Xeográfica Protexida y para que lleguen la mercado tienen que medir entre 4 y 8 centímetros de longitud y no sobrepasar los 2 centímetros y medio de diámetro, además de ir etiquetados con el sello garantía. Ahora que ya sabéis como comprarlos, vamos a por la receta.


Pementiños

INGREDIENTES:


  • Una bolsa de pimientos de O Couto (400 grs)
  • Aceite de Oliva Suave
  • Sal Gorda

ELABORACIÓN:

Lavamos los pimientos en abundante agua fría enteros, sin quitarle el rabito y los secamos muy bien. 

En una sarten grande calentamos el aceite a fuego medio, añadimos los pimientos (si no caben todos juntos los freiremos por tandas), el aceite no debe de estar muy caliente por que se queman con facilidad. 

Les vamos dando  vueltas para que se hagan por igual hasta que veamos que la piel se vuelve blanquecina y se empieza a arrugar, en cuanto empiecen a tomar algo de color tostado los retiramos del fuego con la espumadera. Los escurrimos sobre papel absorvente para retirar el exceso de aceite.

Servimos inmediatamente en una fuente espolvoreados con sal gorda. Con una estrella de galicia, el aperitivo gallego por excelencia, con el permiso de la empanada claro está.

_DSC4602

NOTAS:

Con esta fritura conseguimos que el pimiento esté "al dente", si los preferís más  tiernos sólo tenéis hacerlos a fuego más suave y con la sartén tapada. 

Si os interesan otros platos tradicionales gallegos podéis ver las sardinas a la brasa, o la receta de pulpo de mi familia.

 Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios

Publicar un comentario

Gracias por visitarme y molestarte en dejar un comentario. Todos vuestros comentarios son recibidos con muchísima alegría e ilusión.
Este blog no participa en cadenas de premios, ni memes pero agradezco enormemente que hayas pensado en mi.

I Love Bugs © - DISEÑADO POR HERPARK