20 septiembre 2017

CHEESECAKE con HIGOS y sin HORNO

Ya os contaba aquí, que este verano ha sido el de las tartas frías, sobre todo el de las tartas de queso, así que cuando vi en Instagram esta foto de Inés, de su tarta de mascarpone e higos, sabía que la iba a hacer, si o si.

Cheescake frío con higos

Pero como tengo un marido que es de la liga antiqueso, modifique un poco la receta original de Inés, para que el sabor del mascarpone no fuese tan intenso. El resultado, es un poco menos contundente, pero igualmente delicioso.


Cheescake frío con higos

INGREDIENTES:
  • 125 gr de galletas tipo María
  • 60 grs de mantequilla fundida
  • 250 gr de queso mascarpone
  • 200 gr de queso crema tipo philadelpia
  • 50 gr de azúcar glas
  • pimienta negra recién molida
  • una cucharadita de vainilla
  • 4 o 5 higos
  • Almendra picada o laminada para decorar
  • Miel al gusto

Cheescake frío con higos

ELABORACIÓN:

Forramos con papel de horno la base de un molde desmoldable de unos 18 cm. Trituramos las galletas, las mezclamos con la mantequilla y las colocamos en el molde que hemos forrado, apretando con la ayuda de un tenedor, hasta formar una base homogénea, reservamos en la nevera.

En un bol amplio empezamos a batir el mascarpone, añadimos el queso crema, la pimienta molida, la vainilla y el azúcar, mezclamos hasta integrar bien todos los ingredientes.

Volcamos la mezcla en el molde que habíamos reservado, sobre la base de galleta y dejamos enfriar en la nevera unas horas. Antes de servir decoramos con los higos cortados en rodajas, las almendras picadas previamente tostadas y un chorreón de miel.


Cheescake frío con higos

NOTAS:

Aunque parezca pequeña, es una tarta de sabores contundentes, así que un trozo pequeño es bastante, si queréis hacerla más grande (un molde normal es de 23 cm) sólo tenéis que duplicar  las cantidades.

Si no os gustan los higos, podéis cambiarlos por uvas, siempre que uséis uvas sin pepitas y con piel fina.  

Mucho cuidado al tostar las almendras, en cuanto empiecen a tomar color las retiramos del fuego, porque si te pasas quedan muy amargas. Yo utilicé almendra picada porque era la que tenía, pero podéis utilizar láminas de almendra que quedan más suaves.

La miel es opcional, pero le da un punto muy rico.

Si como yo, sois unas apasionadas de los higos, podéis prepararlos también con crema de limón, o en ensalada.

Personas: 8
Tiempo: 15 min + 2 horas de reposo


Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios

Publicar un comentario

Gracias por visitarme y molestarte en dejar un comentario. Todos vuestros comentarios son recibidos con muchísima alegría e ilusión.
Este blog no participa en cadenas de premios, ni memes pero agradezco enormemente que hayas pensado en mi.

I Love Bugs © - DISEÑADO POR HERPARK