02 marzo 2019

¿DESAYUNAMOS JUNTOS? #POR QUÉ CONSUMO PRODUCTOS ORGÁNICOS y ECOLÓGICOS

¡Buenos días! Hoy, como todos los viernes, os invito a desayunar en mi casa, ¿os animáis a coger vuestro café y tomároslo conmigo?


making tea

Si estuviésemos desayunando juntos, os contaría, que en la vida las cosas, aunque a simple vista no lo parezca, siempre tienen conexión. Hace unas semanas os pregunté en Instagram si bebíais siempre el mismo té o al contrario cambiabais, según el momento del día o la estación. La encuesta estaba bastante empatada, aunque por un poquito, ganaban los que cambiaban, entre los que me incluyo. Al poner encima de la mesa las infusiones que más uso ahora mismo para hacerles una foto, me di cuenta de una elección que he hecho un poco inconscientemente, sin pensar mucho el por qué , todas son de cultivo ecológico.


Si estuviésemos desayunando juntos, os contaría, que gracias a la serie documental de Netflix, de la que os hablaba el otro día, Chef´s table, entendí la verdadera importancia de esa elección. Chefs table es una serie documental en la que entrevistan a los mejores chefs de todo el mundo, nos presentan a los que están revolucionando las cocinas, no sólo desde el punto de vista de crear platos de vanguardia, sino a aquellos que tienen una gran historia detrás, de superación, de reinvención y de valores que influye en su comida y su forma de cocinar. Yo empecé a verla al revés, desde la última temporada, y hacerlo así fue lo que hizo la conexión en mi cabeza. Todos los días leemos en los periódicos, vemos en televisión, oímos en la radio noticias relacionadas con el medio ambiente, con la contaminación, con el abuso del plástico, pero creo que en esta sociedad de la rapidez, de la inmediatez, no sopesamos lo importante que son. Yo hace tiempo que estoy bastante concienciada con el tema reciclaje, minimizar el consumo de plástico, el cero waste, etc, etc, pero hasta que no he atado algunos cabos, no he acabado de comprender la relevancia de cambiar en profundidad nuestros hábitos consumo, sobre todo relacionados con la comida.

Si estuviésemos desayunando juntos, os contaría, que me impresionó lo rápido que somos capaces de olvidar el daño que nos hacemos y que hacemos a nuestro medio ambiente. En el capítulo dedicado a Dario Cecchini, este carnicero Toscano nos se recuerda el mal de las vacas locas, y yo de verdad que me había olvidado por completo de eso. Llegamos a matarnos por ahorrar y abaratar costes en la alimentación del ganado, si somos capaces de olvidarnos de eso, nos olvidaremos del aceite de palma, del azúcar, y de otras prácticas peores de la industria alimentaria actual.... porque esta industria es muy potente y es un lobby al que los consumidores deberíamos de influir, no al revés.


Si estuviésemos desayunando juntos, os contaría, que ver como chefs de sitios tan dispares, como Musa Dağdeviren en Turquía o Bo Songvisava en Tailandia, hablan de la desaparición de platos típicos de sus culturas porque desaparecen los ingredientes con los que se cocinan,  debido a la sobre explotación, a la utilización de químicos y a la infravaloración de la labor de los agricultores y ganaderos,  pone la piel de gallina. Cuántas veces se ha hablado de algo tan nuestro como el tomate, nos quejamos de que los tomates ya no saben a nada, pero queremos seguir comiendo tomates en enero, ¿a dónde nos lleva esto?. Para mí, ver que ellos pueden cambiar, que se esfuerzan por apoyar a los pequeños productores que siguen cultivando como antaño, respetado los ciclos naturales, me ha hecho replantearme más seriamente mi forma de comprar.   

Si estuviésemos desayunando juntos, os contaría, que ahora que lo tengo tan claro, voy a seguir por el camino de comprar alimentos de cultivos sostenibles, por el camino del consumo local, y de pensar mucho más lo que compro, y dónde compro aunque me suponga más esfuerzo. Ojo, con criterio, que no me refiero a comprar todo lo que en el supermercado ponga bio o eco, si no empezar a volver al mercado, a los productos de temporada, a leer etiquetas y saber de dónde viene cada cosa, a comprar en definitiva con cabeza. Porque en algunos casos, como en el té, que no se cultiva aquí al lado, elegir productos ecológicos, con envases de cartón reciclado, con bolsitas que no se blanquean, donde no se usan químicos, la elección, no es baladí. Como dice Eva Kosmas en uno de sus último post, la naturaleza nos habla, pero como no grita no la escuchamos, y hemos perdido la capacidad de entenderla y de respetarla. Y vosotros ¿os habíais planteado este tema alguna vez desde esta perspectiva? 

Buen fin de semana.

Pd. en un ratito os pongo el post con mis infusiones favoritas.

Image and video hosting by TinyPic

1 comentario

  1. Yo lo que veo es una tendencia a los extremos, entre el envenenamiento consciente y la locura del o bio o nada. Me parece muy difícil hoy en día conseguir encontrar el término medio. Y en eso estamos... Me encanta tu blog por cierto!

    ResponderEliminar

I Love Bugs © - DISEÑADO POR HERPARK