19 marzo 2018

MOUSSAKA INDIVIDUAL sin CARNE

En mi intento por mejorar nuestra alimentación, no sólo hemos disminuido al mínimo el consumo de ultraprocesados, no os voy a mentir alguna cosa cae de vez en cuando, si no que también al aumentar el consumo de verduras y fruta, poco a poco han ido desplazando a la carne en el papel protagonista de nuestras comidas. 

Moussaka sin carne

Una de las verduras que más me gustan es la berenjena, y la moussaka me chifla, pero me parece muy laboriosa y siempre me da pereza prepararla, hasta hoy. En lugar de hacer una fuente enorme la preparo en raciones individuales y la relleno con la boloñesa de coliflor de Cristina Ferrer, una delicia hecha sólo con verduras, apta incluso para los que no les gusta la coliflor, al #srbicho le horripila y se la ha comido sin rechistar. 

¿ Qué me decís? ¿ Os atrevéis a probarla?

Moussaka sin carneMoussaka sin carne
Moussaka sin carne


INGREDIENTES:

Para la boloñesa sin carne:
  • 500 gr tomate frito casero
  • media coliflor pequeña
  • 1/2 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 1 diente de ajo
  • aceite de oliva virgen extra
  • albahaca
  • orégano
  • sal
Para las moussakas individuales:
  • 4 berenjenas
  • 250 gr de boloñesa sin carne
  • 250 gr de salsa bechamel
  • queso mozzarella para gratinar
  • tomates cherry para decorar

Moussaka sin carne

ELABORACIÓN:

Primero hacemos la boloñesa, lavamos y pelamos las verduras, quitamos los tallos y las hojas de la coliflor dejando sólo los ramilletes, reservamos. Con la ayuda de un procesador de alimentos picamos el ajo, la cebolla y las zanahorias, reservamos. Picamos la coliflor en trocitos muy pequeños y reservamos.

Colocamos una olla al fuego con un buen chorro de aceite, cuando esté caliente añadimos el ajo, la cebolla y las zanahorias picadas y rehogamos unos cinco minutos. Añadimos la coliflor y continuamos rehogando a fuego medio unos diez minutos más. Añadimos el tomate frito casero, con el orégano y la albahaca, bajamos el fuego y continuamos cocinado la coliflor durante unos veinte minutos, hasta que esté blandita.

Mientras se hace la coliflor preparamos las berenjenas, precalentamos el horno a 180 ºc, limpiamos las berenjenas y las cortamos en 3 rodajas gruesas longitudinales cortándoles una capita muy fina en la de arriba y la de abajo para quitarles toda la piel que podamos. Las colocamos en una bandeja de horno forrada con papel, las salpimentamos, les ponemos un chorrito de aceite y las horneamos unos 15 minutos o hasta que estén doradas y blandas.

Preparamos la bechamel y ya sólo nos queda montar nuestras mussakas, en una fuente apta para horno colocamos una capa de berenjena, una capa de boloñesa, otra capa de berenjena, otra capa de boloñesa, tapamos con la última capa de berenjena, cubrimos con bechamel, espolvoreamos con mozzarella y coronamos con unos tomates cherry, hacemos lo mismo con las otras tres berenjenas, horneamos durante unos quince minutos y servimos.

NOTAS:

Con estas cantidades te va a sobrar boloñesa, pero te vendrá genial para una cena rápida, en la que sólo tienes cocinar tu pasta favorita, calentar la salsa, espolvorear con parmesano rallado y disfrutar.

También podéis rellenar unas conchas de pasta, que a los niños les encantan.

Para mí, la berenjena es una verdura ideal para el invierno, queda buenísima horneada y admite muchas más combinaciones de lo que parece a priori, queda buenísima con cous cous y yogurtrellenarlas con verduras, o hacer una escalivada templada.


Pax:4
Tiempo:

  Image and video hosting by TinyPic

2 comentarios

  1. Hola Paula:

    Confieso que es la primera vez que entro a tu blog, pero me ha encantado. A ver si me animo a hacer alguna receta!

    Besos,

    Marta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marta: que ilusión que te pases por aquí :-) , ya me contarás si haces alguna, un besazo!

      Eliminar

I Love Bugs © - DISEÑADO POR HERPARK