13 enero 2018

CREMA de GUISANTES FÁCIL

¡Feliz año nuevo a todos los que estáis al otro lado! Por fin me digno a pasarme por aquí, me fui a la francesa en noviembre, sin siquiera despedirme y ni os felicité la navidad. La verdad es que he estado valorando muy seriamente dejar de escribir el blog. Llevaba una temporada en la que me costaba enormemente encontrar inspiración, con tanta red social no tiene mucho sentido seguir escribiendo y este es un hobby que da mucho trabajo, pero al final, he decidido seguir. Empecé para tener una bitácora de mis propias recetas, de cosas que me gusta hacer con mis hijos, de lugares que he visitado o planes que he hecho y me parecen interesantes para compartir, y que realmente quiero seguir compartiendo con vosotros, así que, aquí estoy de vuelta.   


Crema de guisantesAntes de irme os prometí hablar de mis nuevos hábitos de alimentación, no me he olvidado, el viernes os lo contaré en el desayuno, pero mientras empiezo por compartir una receta súper sana, rica y fácil. 

No sé si a vosotros os pasa, pero yo a veces necesito un poco de inspiración para variar los menús semanales, aunque sea para incluir recetas tan sencillas como esta, que con el paso del tiempo se me van olvidando.


Crema de guisantes

INGREDIENTES:

  • 3 Calabacines grandes (1 kg aprox.)
  • 250 gr de guisantes congelados
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 zanahoria
  • 1 puerro
  • 1 patata
  • sal
  • aceite
  • agua
  • variado de semillas para decorar


ELABORACIÓN:

En una olla ponemos un par de cucharadas de aceite, añadimos el puerro cortado en trozos (parte verde incluida), lo rehogamos unos minutos in dejar de remover ni vigilar para que no se queme. 

Añadimos los calabacines cortados en trozos con piel y el resto de las verduras, rehogamos otros dos minutos y cubrimos de agua, salamos.

Dejamos hervir durante unos veinte minutos hasta que las verduras estén tiernas, retiramos bastante agua de cocción y trituramos con la batidora, si queda muy espesa añadimos más agua, prefiero añadir si es necesario, a que quede demasiado aguada. 

Probamos el punto de sal, rectificamos si fuese necesario y servimos. 


Crema de guisantes  


NOTAS:

Para darle un toque crujiente sin recurrir a los picatostes de pan frito, le añado un puñado de mezcla de semillas (pipas variadas, semillas de amapola, lino, etc). 

Yo siempre hago dos cosas, bastante cantidad para que me dé para dos veces, lo que me sobra lo guardo en botes de cristal, en la nevera si lo voy a consumir esa semana (aguanta unos días sin problema) o en el congelador.

La segunda cosa es añadir bastante agua en la cocción, esa agua la guardo antes de triturar las verduras y después me viene genial para darle un toque a arroces, hacer sopas de fideos, o enriquecer otras recetas como las albóndigas o los guisos.

Si os interesan hacer otras recetas tenéis la de coliflor y calabacín, la de judías verdes al tomillo, o la de calabaza con manzana, a mi es un tipo de preparación que me soluciona muchas cenas, sobre todo cuando hace tanto frío.


Crema de guisantes


Nos vemos la semana que viene.

Image and video hosting by TinyPic

1 comentario

  1. Puedes creer que nunca he probado la crema de guisantes? Y me encantan!!! Probaré tu receta seguro.

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y molestarte en dejar un comentario. Todos vuestros comentarios son recibidos con muchísima alegría e ilusión.
Este blog no participa en cadenas de premios, ni memes pero agradezco enormemente que hayas pensado en mi.

I Love Bugs © - DISEÑADO POR HERPARK